El parque de atracciones de Montjuïc tendrá que cerrar sus puertas

El Mundo  (04/04/1998)  Ferran Boiza (Barcelona)
El TSJC reconoce que la concesión administrativa finalizó en 1996

El histórico parque de atracciones de Montjuïc tendrá que cerrar sus puertas. Una sentencia del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), de fecha 27 de marzo, da la razón al Ayuntamiento de Barcelona en el contencioso que mantenía con la empresa Parque de Atraciones SA, sobre cuándo expiraba la concesión administrativa otorgada en 1966 por el Consistorio para explotar el recinto de la montaña de Montjuïc. El TSJC considera que la concesión expiró el 30 de junio de 1996, justamente 30 años después de ser otorgada, por lo que el parque de atracciones de la montaña olímpica tendrá que cerrar sus puertas en cuanto le sea notificada la resolución judicial.

El alcalde accidental de Barcelona, Xavier Casas, también explicó ayer que el Ayuntamiento ha exigido a la dirección del parque de Montjuïc el cierre cautelar de la atracción El Tren del Terror, en la que dos personas resultaron heridas el pasado domingo, hasta que un informe técnico elaborado por una entidad homologada por la Administración acredite que reúne las medidas de seguridad necesarias.

El parque de atracciones de Montjuïc funciona desde 1996 con una licencia de actividades a precario. En los últimos dos años, el Ayuntamiento de Barcelona y la empresa que explota el recinto, Parque de Atracciones SA, han mantenido un contencioso judicial que finalmente se ha resuelto con la sentencia del TSJC, que da la razón a la administración local.

El Ayuntamiento mantenía que la concesión otorgada en 1966  expiraba el 30 de junio de 1996, a los 30 años, mientras que la dirección del parque disentía, por lo que presentó un recurso ante el TSJC, que ha sido desestimado por el tribunal.

El alcalde accidental de Barcelona, Xavier Casas, avanzó ayer que el Ayuntamiento aprovechará el tiempo que transcurra entre la notificación de la sentencia y el cierre del recinto de ocio, periodo que puede prolongarse varios meses, incluso hasta después del verano, para decidir el destino de las 15 hectáreas que actualmente ocupa el parque de atracciones.

Xavier Casas aseguró que «estudiaremos diferentes alternativas», aunque no quiso avanzar ninguna. «Podemos convocar un concurso para adjudicar la concesión de otro parque de atracciones o bien destinar el espacio a cualquier otra actividad de interés público», dijo Casas.

En los últimos meses, incluso se barajó la posibilidad de que la compañía Lego construyera un parque temático dedicado a los niños, aunque al final se desestimó dicho proyecto.

EL TUNEL DEL TERROR

El alcalde de Barcelona en funciones, también informó ayer de la decisión de la Comisión de Gobierno de clausurar cautelarmente la atracción El Tren del Terror, en cuyo interior dos personas resultaron heridas el pasado domingo. La orden del Ayuntamiento, de aplicación inmedita, provocará que este fin de semana la atracción, dirigida especialmente al público infantil, no pueda funcionar. El parque de atracciones de Montjuïc sólo abre sus puertas los fines de semana en esta época del año.

La clausura de la atracción se mantendrá hasta que una empresa homologada por la Administración certifique que reúne las condiciones de seguridad exigibles a una instalación de este tipo. Según Xavier Casas, aunque los informes elaborados por técnicos del Ayuntamiento no han podido certificar con «certeza» las causas del accidente, sí que han detectado que «tiene una tecnología antigua y es necesario revisar sus sistemas de funcionamiento». El Tren del Terror es una de las atracciones inauguradas en 1966, cuando se abrió el parque de Montjuïc. «No queremos culpar a la atracción», aseguró Xavier Casas.

El accidente se produjo el pasado domingo. Por razones que se desconocen, Ramon Grau y Pilar Obradors, que ocupaban una vagoneta de El Tren del Terror, salieron despedidos y chocaron contra un muro. Los dos heridos, vecinos de Rajadell y Avinyó, en la comarca del Bages, fueron atendidos en un primer momento por el personal del parque de atracciones, siendo trasladados más tarde al Hospital del Mar, donde permanecieron unas horas en observación.

Por otro lado, la montaña barcelonesa de Montjuïc, cuenta desde hoy con una nueva oferta lúdica y de transporte, un trenecito turístico que conectará sus centros deportivos, museísticos y culturales de mayor interés.

Recorte de prensa facilitado por Piranesi78

Las atracciones de Montjuic cerraran después del verano

El País,  Viernes 21 de agosto de 1998
J.M. Martí Font (Barcelona)

Las-atracciones-de-Montjuic-cerraran-despues-del-veranoLa noria es una de las atracciones más antiguas y de de las más solicitadas del parque de Montjuic.

El Ayuntamiento aún no ha decidido el futuro del recinto

Este será el último verano del Parque de Atracciones de Montjuic, que se cerrará definitivamente al público cuando termine la temporada estival, según indicó ayer Caterina Carreras, concejal de Relacionas Ciudadanas y Culturales del Ayuntamiento de Barcelona. Sin embargo, el consistorio todavía no ha decidido cual será el futuro de estos terrenos de la montaña olímpica, que, entre otras posibilidades, podrían albergar un nuevo parque de atracciones o pasar a formar parte del proyecto del gran Jardín Botánico.

Carreras explicó que la concesión que tenia la empresa Parque de Atracciones, SA, para explotar el recinto de Montjuic ha finalizado, pero que el consistorio ha decidido aplazar el cierre definitivo de las instalaciones hasta después del verano. La concejal no quiso pronunciarse sobre el futuro del parque, aunque tampoco descartó la posibilidad de convocar un concurso para la explotación del terreno.

El Ayuntamiento había anunciado el pasado mes de febrero que lo sacaría a concurso en primavera, de modo que la adjudicación se pudiera concretar a principios de octubre. Sin embargo, ya entonces se barajaban otras opciones, y todo parece indicar que el consistorio sigue sin haber decidido qué va a  hacer con este espacio de la montaña olímpica.

El alcalde, Joan Clos, insinuó recientemente que el terreno podía servir para que la montaña recuperara alguna parte de la zona verde perdida con las últimas actuaciones, especialmente en el área olímpica.

Añadir estos terrenos al nuevo Jardín Botánico de la ciudad seria la solución perfecta para ampliar sus dimensiones, al tiempo que Montjuic recuperaría espacio verde perdido.

El problema que plantea la construcción de un nuevo parque de atracciones es que el recinto actual es demasiado pequeño para que las nuevas instalaciones puedan competir con la oferta existente. A finales de 1996, la empresa danesa Lego estudió la posibilidad y la descarto, debido a la escasa superficie disponible y la negativa municipal a aumentarla.

Inaugurado hace 32 años

Las instalaciones del Parque de Atracciones de Montjuic se inauguraron hace 32 años, en junio de 1966, y constituían en aquel momento una oferta mucho más moderna que las del Tibidabo. La concesión municipal a la empresa Parque de Atracciones, SA, fue por 30 años, si bien cuando se cumplió el término, en 1996, la empresa alegó que debían contabilizarse los periodos en que había permanecido cerrado debido a carreras o acontecimientos como los juegos olímpicos.

El pasado mes de abril, una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) dio la razón al consistorio barcelonés, confirmando que la concesión de los derechos de explotación había expirado.

En los últimos años el parque había sufrido un declive imparable. Si en 1994 recibió 900.000 visitantes, al año siguiente ya había descendido hasta 600.000, cifra que siguió bajando hasta los menos de 300.000 que lo visitaron el año pasado. La empresa se había negado a efectuar nuevas inversiones para mejorar su oferta si no se le garantizaba una ampliación de la concesión. El pasado mes de abril, el Ayuntamiento obligó a cerrar la atracción del Tren del Terror después de que dos personas resultaran heridas en un accidente.

La empresa concesionaria no ha querido hacer declaraciones. Fuentes de las misma indicaron que su gerente, Jose Manuel Martín Olmedo, que en su momento ofertó al Ayuntamiento la construcción de “un Port Aventura en pequeño”, se halla de vacaciones hasta el mes próximo, y hasta entones no desvelará las intenciones de la empresa. Un empleado aseguró ayer a este periódico que, a los trabajadores, se les había comunicado recientemente el cierre de la empresa.

Recorte de prensa facilitado por Josep Manel Castro

Montjuic renovara las atracciones

El Periódico   Lunes, 9 de febrero de 1998
M. Eugenia Ibáñez (Barcelona)

Montjuic-renovara-las-atraccionesAspecto del Parque de Atracciones de Montjuic, prácticamente vacío durante la Navidad pasada.

El concurso para modernizar el parque temático se convocará en primavera.
El ayuntamiento prevé adjudicar la nueva concesión el próximo octubre.

Clos desestimó la ampliación del recinto con las actuales instalaciones.

El ayuntamiento de Barcelona sacará a concurso la primavera que viene la explotación del Parque de Atracciones de Montjuic, con la intención de que la adjudicación de la concesión se pueda llevar a término a primeros de octubre. La decisión pone punto final a la interinidad de las actuales instalaciones y también al desacuerdo de los dos últimos años entre los técnicos municipales y la concesionaria sobre la caducidad del actual contrato.

Las instalaciones de Montjuic se inauguraron el mes de junio de 1966, después de que se le otorgara una concesión municipal a la empresa Parque de Atracciones SA, con vigencia hasta 1996 0 1998, según la interpretación de la compañía o del ayuntamiento. Esta diferencia de criterio ha sido objeto de un recurso contencioso por parte de la empresa, que considera que no han de contabilizarse los periodos de cierre de las atracciones que han tenido con motivo de diversos acontecimientos que se han celebrado en la montaña, como las carreras o los Juegos Olímpicos.

Golpe de efecto Clos

La opción de convocar un nuevo concurso público acaba también con las dudas del equipo de gobierno municipal alrededor del futuro del parque de atracciones. Durante meses, Joan Clos, incluso antes de su toma de posesión como alcalde, barajó la posibilidad de que, una vez vencida la actual concesión, las 10 hectáreas que ocupan las instalaciones del parque de atracciones recuperasen su condición de zona forestal.

La propuesta se planteaba como una actuación emblemática del mandato de Clos, como un golpe de efecto del nuevo alcalde para devolver a Montjuic las hectáreas de parque urbano perdidas los últimos años a través de diversas actuaciones en la montaña. A la operación se añadía el nuevo jardín botánico de 14 hectáreas que se urbanizará con fondos europeos entre el cementerio y el Sot del Migdia. La suma de los dos proyectos significaría recuperar 24 hectáreas de nueva zona verde.

Al final, los criterios económicos de los responsables del área de hacienda se impusieron a los aspectos medioambientales, incluso de imagen, de la propia alcaldía. La decisión del nuevo concurso supone la continuación del parque lúdico de Montjuic. Si bien lleva implícita la renovación total de las atracciones, hoy obsoletas y superadas por la aparición de otros parques temáticos de contenido más actual.

Las bases del concurso que redacta el servicio municipal de Patrimonio no limitan el contenido del futuro parque, sino que dejan abierta a todas las posibilidades y ofertas. Tampoco se definirá su uso para que las ofertas puedan ser más abiertas. Lo que sí que es seguro es que los concursantes tendrán que presentar un proyecto completo y un plan de inversiones totalmente garantizado.

Los técnicos municipales mantienen dudas sobre la respuesta del mercado a la convocatoria del concurso. El nuevo parque exigirá otras inversiones para hacer atractivo su contenido pero, al contrario, dispondrá de un espacio bastante reducido si se compara con instalaciones similares. A finales de 1996, la multinacional danesa Lego, estudió la posibilidad de instalar un parque infantil en Montjuic similar a los que dirige en Copenhague y en Londres, pero, descarto entonces el proyecto por la reducida superficie que se le ofrecía y por la negativa municipal de vender los terrenos.

La actual concesionaria, Parques de Atracciones, SA, no ha querido definirse sobre la posibilidad de optar al concurso. El gerente, Jose Manuel Olmedo, señaló que después de tres años de pleitos con el ayuntamiento, la empresa no desvelará sus proyectos hasta que no acceda a las bases del concurso. Lo cierto es que, durante este tiempo, la concesionaria ha manifestado su interés para optar a la renovación de su concesión incluso, en el verano de 1995, avanzó la redacción de un proyecto de cambio total del contenido de las instalaciones del parque.

El Declive

Una imparable pérdida de visitantes

El descenso de visitantes a las atracciones de Montjuic ha sido constante a lo largo de los últimos años. El hecho de que algunas de sus instalaciones se hayan quedado obsoletas y la ausencia de atracciones innovadoras ha supuesto una lenta pero imparable pérdida de clientes.

En 1994, el parque recibió 900.000 visitantes, de los cuales más del 60% acudieron durante los meses de verano, y la empresa cerró su ejercicio económico con 12 millones de pérdidas, según fuentes oficiales. El año siguiente, los clientes no superaron los 600.000, cifra que ha ido bajando de forma alarmante. La concesionaria, Parque de Atracciones, SA, justifica el escaso interés que sus instalaciones merecen por la fuerte competencia de Port Aventura. La empresa señala, además, que el final de la concesión ha frenado las inversiones que hubieran permitido modernizar el contenido del parque.

Recorte de prensa facilitado por Josep Manel Castro