La medalla de oro para Fernández Ochoa se entregará en el Parque de Atracciones de Montjuich

fernandez-ochoa-1972

“El deportista del año”, votado por más de 50.000 niños de todos los colegios de España

La Vanguardia 24 de mayo de 1972

La medalla de Oro se entregará el próximo día 28 en Barcelona después que hace sólo tres meses que se inició el concurso en el que todos los escolares españoles podían votar a su criterio, cuál había sido el mejor deportista del afío; y el resultado ha sido casi unánime, porque se han registrado para el primer puesto: 27.429 votos a favor de Francisco Fernández Ochoa; 9.574, a favor dé Pedro Carrasco; 5.170, a favor de Pirri; 3.184, a favor de Ángel Nieto, y 7.900 votos para más de 100 deportistas que abarcan todas las especialidades del deporte.

Por tanto, el próximo día 28 de mayo1, en el Parque de Atracciones de Montjuich, de Barcelona, durante el transcurso de un gran festival, le será entregada la Medalla de Oro de la popularidad en el deporte español a Francisco Fernández Ochoa.

Grandes premios se sorteaban entre todos los participantes en el concurso, y uno de estos premios era el de «huésped de honor», con viaje y estancia en Barceloan completamente gratis a uno de los niños que emitieran su voto. Este premio ha correspondido a Araceli Catalán Mínguez, Parque Sandra, 2-BI. 1.° A, de Guadalajara, quien se desplazará a Barcelona, acompañada de un familiar, como Invitada especial a todas las manifestaciones dentro del Gran Festival.

Enviado por Josep Pérez

Una versión catalana de la ópera «Marina» se representa en el Parque de Atracciones de Montjuich

version-catalana-de-la-opera-Marina

La Vanguardia 10/09/1971

Con mucho exito viene representándose durante la presente semana en el teatro al aire libre del Parque de Atracciones de Montjuich el primer y tercer acto de la popular ópera de Arrieta “Marina” en una versión catalana que le da un curioso carácter folklórico, acrecentado con el colorido de la realización, en la que además de los cantantes intervienen en la final el “Esbart Montpedrós” y la cobla “Catalunya” para realzar la escena donde se baila la sardana del maestro Jose María Damunt —quien dirige la orquesta en la representación— “Maria dels Angels”.

Los aplausos que se prodigan estos dias tarde y noche, los reciben mayormente los cantantes del reparto, entre los que sobresalen la soprano Montserrat Costa en el papel de “Marina” y José Rius, Juan Gual y Juan Rico representando respectivamente los papeles de “Jorge”, “Roque” y “Pascual”.

Esta “Marina”, en catalán está montada con esmerada ambientación tanto en los trajes como en la luminotécnica. Representa un esfuerzo encomiable para dar a los espectáculos habituales del Parque de Atracciones de Montjuich una renovada ambición artística que el público agradece con la espontaneidad de sus ovaciones. Las representaciones de la famosa ópera se prolongarán hasta el domingo próximo celebrandose diariamente a las ocho de la tarde y once de la noche.

Despido de treinta trabajadores eventuales del Parque de Atracciones

La Vanguardia 23-08-1977
(Barcelona)

Treinta trabajadores eventuales del Parque de Atracciones de Montjuich fueron despedidos el domingo por la empresa al iniciar un paro de protesta, al no ver atendidas sus demandas laborales.

Al producirse el despido parte de los afectados se manifestaron en el exterior del recinto, explicando a los visitantes del Parque cuáll era su situación y el despido de que habían sido objeto.

En vista de la situación, la dirección del Parque efectuó una denuncia, acudiendo fuerzas de orden publico que, según una nota remitida por los trabajadores, procedieron a detener a cinco de dichos eventuales.

Las peticiones laborales no atendidas por el Parque de Atracciones hacían referencia al contrato discontinuo y eventual, cobro de un plus de nocturnidad, y no descuento de las horas en días de lluvia, como ahora venía ocurriendo.

Posteriormente, se ha sabido que tras pasar por el Juzgado de Guardia, en la misma noche fueron puestos en libertad los cinco trabajadores del Parque de Atracciones de Montjuich.

Recorte de prensa facilitado por Jose Pérez

El parque de atracciones de Montjuich

La Vanguardia 23/06/1966

Catorce hectáreas de tierras yermas convertidas en un incomparable centro de expansión.

El Parque de Atracciones de Montjuich, del que ya hablamos oportunamente cuando se iniciaba su construcción, ha entrado en funcionamiento. Su instalación ha constituido una ingente obra de ingeniería, ya que por tener que asentarse sobre tierras de aluvión, hubieron de cimentarse una serie de muros para asentar el terreno. Cerca de mil toneladas de tierra han sido removidas, y fueron movilizadas gran número de máquinas excavadoras, apisonadoras y otros ingenios modernos especialmente concebidos para los grandes trabajos de obras públicas. Canalizar los servicios, como agua y electricidad, esta última red alimentada por tres alternadores con una capacidad total de 5.000 kilovatios, y buscar la solución paisajista, con paseos, escaleras jardines, singulares edificios y, naturalmente, una delicada distribución de las atracciones, fue tarea delicadamente atendida.

Catorce hectáreas es la superficie actual del Parque de Atracciones de Montjuitch y, como puede estimarse, por las dificultades que hubo que afrontar desde el primer momento motivadas por las condiciones del terreno, su instalación requirió una tenaz labor. Todo fue resuelto y lo que ayer eran tierras yermas hoy es un amplio recinto de sugestivos atractivos, un incomparable centro de expansión y diversión, muy dignamente instalado y que honra a Barcelona.

El parque está tan lleno de detalles, muchos de ellos ultimándose. Sus atracciones están delimitadas por zonas y el parque infantil está apartado de donde hay distracciones para adultos, quienes pueden escoger entre toda la gama de diversiones. Un tren miniatura recorre toda la cornisa del parque, en una extensión de línea de 500 metros en torno a las 40 atracciones, algunas de ellas gigantescas y muy espectaculares, buen numero de ellas desconocidas hasta ahora en España, y otras, de las que funcionan un número muy reducido en el mundo. Los nombres ya son de por sí atrayentes: «zepelín», «loco ratón», «panamaricana», «satélite jet», «revoltillo», «cajas voladoras», «giróscopo» y otros muchos. Todo instalado con esplendidez, pues únicamente la fachada de las «Cuevas del fantasma», pongamos por ejemplo, costará un millón de pesetas, entre material y mano de obra.

Los edificios dispersos por el recinto son obras arquitectónicas singulares y están destinados a cervecerías, snack-bar, refrescos, churrería, granja, restaurante, fotografía, tienda de «souvenirs» y a otras actividades. Y al referirse a los edificios hay que hablar muy especialmente de dos de ellos: el Teatro al Aire Libre, con una capacidad de 2.150 personas sentadas y otras varias miles de pie, o sentadas en unas terrazas que rematan el edificio que dispone de un escenario triple y elevado, todo realizado con estilo muy moderno, aprovechando los últimos adelantos de la estereofonía para adaptarle la acústica adecuada. Al fondo una escenografía natural, la gran panorámica de Barcelona. Las Cuevas de Carmen Amaya, de rico sabor andaluz, con una estatua de bronce de la que fue genial artista, con sus jardines de ambiente arabesco, paredes blancas de cal, sus ventanas y lámparas de forja, el mosaico, tan clásico en el clima de las casas del sur de España, el imprescindible «tablao» y las mesas y sillas, un mobiliario que se ajusta a las pretensiones de una atmósfera inconfundible.

El Parque de Atracciones de Montjuich forma un conjunto excepcional que ha venido a valorar aquel paraje de la gran montaña de Barcelona, completando los demás atractivos del lugar, como el Castillo, Mirador del Alcalde y Piscina Municipal. Un rincón excepcional en la moderna Barcelona, cuya transformación total puede fácilmente apreciarse por la exposición retrospectiva que los servicios técnicos del Ayuntamiento han instalado con carácter provisional en uno de los edificios.

Recorte de prensa facilitado por Jose Pérez