Torbellino 1966 – 1998

El Torbellino era una atracción que permaneció en el Parque de Atracciones de Montjuic durante toda la vida del parque, es decir, desde 1966 hasta 1998.

Durante sus 32 años  brindando momentos de diversión a los visitantes de parque, ocupó distintas ubicaciones.

Primeramente se situó en la planta superior, justo frente al  Tren del Terror, y allí permaneció hasta que llegó, años más tarde, el Boomerang, que ocupó su lugar, por lo que  el Torbellino se vio desplazado a la planta media.

¿Cómo se realizó el cambio de zona? Pues con las ruedas.

Esto fue posible debido a que el modelo de esta atracción instalado en el Parque era el diseñado para ferias, exactamente igual que el modelo fijo, pero con ruedas para facilitar su traslado.

Round Up

Una anécdota curiosa sobre el Torbellino

Como anécdota, comentar que al llegar esta atracción procedente de América, los ajustes eléctricos y mecánicos supusieron algunos problemas, ya que los mecánicos del Parque no habían visto nunca este tipo de máquinas.
 
Por ello, según ha llegado a nuestros oídos, a veces venía a ajustarla algún mecánico del Parque de Atracciones del Tibidabo.

Historia del Torbellino 1966 – 1998

La atracción del Torbellino que se instaló en el Parque de Atracciones de Montjuic, llegó procedente del Parque de Atracciones de Coney Island de Caracas (Venezuela), al que perteneció y que cerró en 1961.

Este parque lo gestionaba el señor Borges Villegas, quien se la trajo desde allí, junto con otras atracciones, para formar parte de nuestro querido parque.

El Torbellino que se instaló en el Parque de Atracciones de Montjuic se fabricó en Estados Unidos allá por los años cincuenta.

Fabricado por la empresa Franz Hrubetz & Co Inc. (en Salem, Oregon), quien lo bautizó como “Round Up”, aunque en el Reino Unido recibió también el nombre de “Meteorito”.

Al llegar a Barcelona tras sus años de servicio en Coney Island, esta atracción fue reparada y modernizada, adornada con bonitas luces y fluorescentes de colores que le aportaban un aire alegre y novedoso.

Torbellino 1966 - 1998

Mecánica y funcionamiento del Torbellino

El Torbellino estaba formado por una plataforma horizontal y circular rodeada por una valla metálica que le daba aspecto de jaula y que en su parte interna tenía alojadas unas almohadillas verticales para que los pasajeros se acomodasen durante el viaje.

La parte superior de la plataforma estaba adornada con líneas bicolores y llamativas luces en la parte central, lo que hacía su diseño más atractivo.

La parte inferior de la plataforma estaba sujeta por el centro a un brazo hidráulico que iba girando a la vez que se elevaba poco a poco para recuperar después su posición original en horizontal.

Se trataba de una atracción sencilla que hacía el deleite tanto de los viajeros como de los paseantes, que se distraían con sus coloridas luces.

Render Torbellino1966-1998

Así era un paseo en el Torbellino (1966 – 1998)

El viaje en el Torbellino empezaba cuando los pasajeros estaban acomodados de pie alrededor de la valla con la espalda apoyada en la almohadilla.

La plataforma comenzaba a girar a la vez que se iba elevando. Era entonces cuando la atracción giraba cada vez con más rapidez y la fuerza centrífuga empujaba la espalda de los pasajeros contra las almohadillas, haciendo crecer la emoción.

Los primeros gritos y risas se hacían más intensos a medida de que la plataforma subía y subía, sin parar de girar, hasta alcanzar la posición casi vertical.

Desde ese punto,  poco a poco empezaba a descender hasta volver de nuevo a la superficie y el viaje terminaba.

Eran unos minutos llenos de diversión, en los que la alegría y las risas grababan a fuego momentos inolvidables y, al ponerse el sol, las coloridas luces del Torbellino en vertical iluminaban las noches de nuestro querido Parque de Atracciones de Montjuic.

Editado por Esther Bose y Josep Pérez con la colaboración de Josep Soler