El Parque de Atracciones de Montjuíc abre su temporada

La Vanguardia  09-06-1983 Josep Sandoval (Barcelona)

El Parque de Atracciones de Montjuíc abre su temporada Cuando se cumplen 17 años de su inauguración, el Parque de Atracciones de Montjuíc se dispone a comenzar una nueva singladura de verano.

Hay rueda informativa, a pleno sol, frente a Bali, uno de los restaurantes que permanece abierto todo el año. Santi Castellanos, director artístico, y José Manuel Martín Olmedo, consejero delegado de la sociedad explotadora.

«Tenemos una concesión del Ayuntamiento por 30 años, luego quedará propiedad municipal, desde la atracción más grande a la máquina de escribir, entonces o lo llevarán directamente o lo sacarán a subasta», dice Martín.

Eso les ha llevado a frenar el ritmo de adquisiciones de nuevos aparatos. «Antes de comprar una nueva montaña rusa, por poner un ejemplo, he de contar su amortización en los trece años que quedan, para no seguir pagándola una vez acabado el negocio.»

Desde que Porcioles inauguró las instalaciones, la sociedad ha invertido unos 700 millones en mejoras.

El paso más inmediato es el asfaltado. «Cuando estemos un poco mejor de dinero.» Que será en breve, pues aún cuando la entrada se respeta a 50 pesetas los adultos y 25 los niños, el 10% de los ingresos que van a las arcas municipales en concepto de royalties, alcanzó el año anterior 17 millones de pesetas, con lo que el cálculo es fácil.

Santi Castellanos es el encargado de organizar las muestras de atracciones que se celebran, de modo gratuito, en el teatro del recinto.

Se echa en falta la ausencia de espectáculos infantiles. «Los grupos de niños no cantan en directo, y eso no puede ser.

Luego, los otros, pensados para los crios, están a unos precios impensables. Enrique y Ana a 1.111.111 pesetas la gala. Lo hacen así para que, descontados impuestos, les quede un millón.

Teresa Rabal y su grupo, millón y medio. Los payasos de la tele ni soñarlo, son de los que van tan seguros que ellos alquilan el local y son sus propios empresarios.»

Por ello la programación encuadra canción popular, valores seguros y género español para el turista que, en verano alcanza hasta el 40 % del aforo. «Tenemos a Santi Sans, Peret, Maruja Lozano, Manolo Escobar, José Luis Moreno, Guardiola y Calduch, Los Chichos, Santi Vendrell, Bibi Andersen, Pepe da Rosa, Emilio José, Los Diablos, Paolo Salvatore, Dyango, Bordón 4 y los hermanos Calatrava.

Hubiéramos pensado en Bosé, pero a dos millones y medio la gala, ya me dirás cómo amortizamos.»

¿Hemos de suponer que los citados tienen un cache bajo?

«Nada de eso. Hemos buscado una programación que atendiera a todos los gustos y hemos echado mano de todo.

Manolo Escobar, que es un hombre excelente, lo hace casi por amistad.

Los Chichos porque son un impacto siempre, y de los demás, qué te voy a contar, con los nombres es suficiente.

Además, por diez duros ¿quién va a renunciar a verles en directo, si son primeras firmas?»

El teatro se une así a las 46 atracciones, 18 pasatiempos, 6 restaurantes, 16 bares terrazas, así como 20 oficinas de servicios a disposición del visitante que, en verano, desea ocupar sus tardes de ocio en lugar privilegiado.

Recorte de prensa El Parque de Atracciones de Montjuíc abre su temporada  facilitado por Jose Pérez

Diez años después, el clausurado parque de atracciones de Montjuïc sigue vivo.

logo-parque-atracciones-montjuic

Barcelona  el 26-09- 2008  (Achus! Noticias de Parques Temáticos) 

Efectivamente, hace diez años que un 27 de septiembre cerraba el Parque de Atracciones de Montjuic, pero aún existe mucha gente que lo mantiene vivo en sus corazones y se reúne regularmente para compartir experiencias, recuerdos y sobre todo, una amistad sana que no tiene precio.

Recuerdos que parecen estar todavía vivos y flotando en el ambiente, pero que al visitar los antiguos terrenos del parque se desvanecen, al ver que lo que ahora podemos apreciar es otro parque muy distinto y solitario.

Un poco de historia

El parque de atracciones de Montjuïc fue, junto al del Tibidabo, el segundo parque de atracciones de Barcelona y, poco después de inaugurarse, se convertiría en el primero.

Fue en 1966 cuando se inauguró un parque de atracciones en la zona alta de Montjuïc, cerca del castillo.

A los pocos años, debido a lo innovador de sus atracciones se convertiría en lugar de referencia de la diversión a lo grande.

Decenas de atracciones que jamás se habían visto en nuestro país emocionarían a los barceloneses.

Además, disponía de un gran teatro al aire libre por el que continuamente pasaron estrellas de la canción, del humor y del espectáculo en general.

Con los años, las atracciones se renovaron y ampliaron, dejando el listón muy alto y convirtiéndose en punto de referencia para otros parques que aparecieron posteriormente en la península, como el de Madrid, Zaragoza, Bilbao o Málaga.

Atracciones como Noriavisión, el Ciclón o el teatro al aire libre, se imitaron también en otros parques por su gran éxito.

Por estar construido sobre terrenos municipales y estar sujetos a concesión, a finales de los años ochenta el futuro del parque se vio amenazado, nivelándose la balanza al adquirir el Boomerang, un tipo de montaña rusa que sólo fue superada un tiempo más tarde con la inauguración de Port Aventura.

La dirección del parque y el ayuntamiento no supieron llegar a un acuerdo para ampliar la concesión cuando ésta llegó a su fin, y el parque de Montjuïc tuvo que cerrar sus puertas a finales del verano de 1998.

En unos años fue desmantelado y reconvertido en unos grandes jardines, conocidos como Jardins de Joan Brossa.

Hoy, diez años después, un grupo de nostálgicos mantienen vivo el parque.

Todo empezó con la web

Todo empezó hace un par de años, cuando unos pocos crearon la web https://www.achus.biz con la intención de rememorar las emociones vividas, y con unas pocas fotos y unos cuantos datos dieron lugar, con el tiempo, a un verdadero archivo popular del parque de atracciones de Montjuïc.

Poco a poco se han ido adhiriendo más aficionados, y regularmente quedan en el propio parque para rescatar más recuerdos mientras pasean por los silenciosos jardines, los mismos que en otros tiempos estuvieran atestados de griterío, sirenas y alegría.

Este año, los aficionados al Parque de atracciones de Montjuïc no celebran los diez años de su clausura, tan sólo celebran que diez años después de su cierre, el parque sigue vivo.

Diez años después, el clausurado parque de atracciones de Montjuïc sigue vivo.

Vídeo presentado por Raul Torresano y su familia, en lo que fue un día mágico en el Parque atracciones Montjuic en el año 1994.