Parque de Atracciones de Montjuic

Antic Parc de Montjuic – Parque de Montjuich

¿Qué fue del parque de atracciones de Montjuïc?

Formó parte del skyline de la ciudad durante tres décadas, pero ahora solo quedan algunos vestigios

Imagen aérea- Foto de Jose M. Castro publicada en el portal Homenaje al Parque de Atracciones de Montjuïc

Los jardines Joan Brossa esconden parte de la historia de Barcelona. En este espacio verde y familiar donde ahora se respira tranquilidad se levantó un almacén de polvorín entre 1897 y 1899 con motivo de la guerra de Cuba. En la década de los 60, sus muros pasaron a formar parte de uno de los mayores atractivos de la ciudad: el Tren Fantasma del Parque de Atracciones de Montjuïc. Fue, junto con la montaña rusa Boomerang, la Noriavisión, el Vikingo o el Martillo, un reclamo familiar que dio vida a la montaña hasta finales de los 90. A día de hoy solo quedan algunos vestigios escondidos como una de las entradas al túnel fantasma, ahora tapada por el verde de la vegetación.

En 2008, unos exploradores urbanos pudieron acceder al interior de los túneles. Una hazaña o temeridad que volvió a repetir un grupo de individuos en 2014. Ayudados con linternas, registraron con sus cámaras los raíles y muros de una atracción que años atrás recorrian con cierto estupor padres e hijos. Pero, ¿qué fue del parque? ¿Qué pasó para que acabara desmantelado y escondido tras los muros? Recorremos junto a Júlia Costa, miembro del Centre de Recerca Històrica de Poble-Sec (CERHISEC), el mismo espacio para recrear la historia.

Puerta tapiada del antiguo Tren Fantasma en el muro del polvorín

TERRENOS CON MUCHA HISTORIA

El 1962, el empresario venezolano José Antonio Borges Villegas proyectó un parque de atracciones en la montaña de Montjuïc. El espacio escogido fue el mismo que años atrás había albergado, entre otras cosas, un polvorín militar y otro parque de atracciones, el Maricel Park, inaugurado en 1930 y cerrado seis años con el inicio de la Guerra Civil española. En las décadas de los 40 y 50, esos terrenos fueron el escenario de la Barcelona de las barracas, hasta que Borges, con experiencia en el mundo de las atracciones, quiso darles una vida muy distinta. Negoció con José María Porcioles, alcalde franquista entre 1957 y 1973, y consiguió una concesión de explotación del terreno por 30 años. Durante el transcurso de las obras, se encontraron huesos humanos de lo que probablemente fue un cementerio judío.

Cápsula realizada por Sergio Alfonso para BTV Sants-Montjuïc / Youtube

El 18 de junio de 1966 fue el día de la presentación ante los medios de comunicación. Cinco días después, Francisco Franco presidió la inauguración oficial acompañado de sus nietos. Tras las puertas, los visitantes encontraron 41 atracciones, la mayoría procedentes del parque venezolano Coney Island. El Tren Fantasma, Los Tubos de la risa, el Carrusel gigante, el Zeppeling, la Montaña Rusa Gigante, la Noria o el Loco Ratón escribieron los primeros años de su historia. A las instalaciones se sumaron cuatro restaurantes, diez cafeterías, máquinas de juegos, un teatro con capacidad para 6.000 personas y aparcamientos gratuitos para los que no accedían con el Funicular o los autobuses 61 y 101.
Estructura del bar Fanta / M.S.

LOS 70 y 80, ÉPOCA DE LUCES Y SOMBRAS

La época de esplendor llegó en 1974. Ese año, Carlos Merino relevó a Borges apostando por la modernización del parque con 15 nuevas atracciones como el Twister, el Pulpo o el Ciclón. “Los 70 fueron años de mucho éxito, la gente venía mucho”, sostiene Costa. Una década en la que el skyline de Barcelona incluía la Noriavisión, construída en 1973 con un enorme rótulo luminoso que eclipsaba las vistas nocturnas de la ciudad.

El gran teatro al aire libre también fue un gran reclamo en el Parque de Atracciones. Sobre el escenario actuaron grupos como el Dúo Dinámico, Los Chichos y Olé Olé y cantantes como Manolo Escobar o Isabel Pantoja. Por la noche seguía la fiesta en la discoteca Lord Black, muy popular en su época.

Imagen de achivo enviada por Jose Luis Sierra al portal Homenaje al Parque de Atracciones de Montjuïc

Pero las luces del parque también tenían sus sombras. En 1977, 30 trabajadores eventuales fueron despedidos al protestar por sus condiciones laborales. A ello se sumaba la inquietud de la plantilla y la dirección por no saber si el Ayuntamiento prorrogaría el contrato del Parque y algún accidente que tiñieron su imagen. La duda sobrevolaba la montaña rusa y las inversiones se empezaron a reducir. Ese fue el principio del fin de la historia del parque.

LOS 90, EL PRINCIPIO DEL FIN

En 1992 se inauguró la montaña rusa del Boomerang, de 276 metros de altura, pero a pesar de ese golpe de efecto, ya no interesaba invertir ante la incertidumbre del futuro del parque. Los Juegos Olímpicos tampoco jugaron en su favor ya que con las obras, el acceso era muy limitado. Poco a poco, las atracciones de Montjuïc se fueron apagando frente a la fascinación que despertaban otros como Port Aventura, inaugurado en mayo de 1995, o el impulso municipal que se volvió a dar al Tibidabo. “El de Montjuïc se fue degradando hasta que se cerró en 1998. Lo dejaron morir”, sentencia Costa mientras recorre los ahora jardines de Joan Brossa.

Monumento de la sardana, de Josep Cañas i Cañas / M.S.

Tras el cierre, algunas atracciones fueron trasladadas a otros parques como el Boomerang a Nueva Orleans (Estados Unidos) o el Ciclón, al PP’S, en Platja d’Aro (Girona), donde todavía se ilumina por la noche. En los 130.000 metros cuadrados que años atrás albergaban atracciones, ahora solo quedan las puertas de acceso al Tren Fantasma tapiadas o las estructuras del bar Damm, que ahora acoge convenciones y del Fanta, del que solo queda el paraguas de cemento.

También hay antiguas oficinas, ahora en desuso o adecuadas para los jardineros. Por último, se conserva el monumento de la sardana, de Josep Cañas i Cañas, y cuatro estatuas: el payaso, de Joaquim Ros i Sabaté (1972), que reproduce la figura de Charlie Rivel; Carmen Amaya, de Josep Cañas (1966); Charlot, de Núria Tortras (1972), con Charles Chaplin como protagonista, y Joaquim Blume, de Nicolau Ortiz (1966). El resto es verde, parques infantiles y caminos de tierra por  los que la imaginación todavía trasladan a algunos nostálgicos de la ciudad al que un día fue su parque de atracciones de referencia.

Estatua del payaso, de Joaquim Ros i Sabaté / M.S.

La mítica atracción “El Tren Fantasma” del parque de Montjuic revive en 3D.

logo-parque-atracciones-montjuic

Barcelona  11-08-2010   (Achus, Noticias de Parques Temáticos)

Un grupo de aficionados del desaparecido parque de atracciones de Montjuic, logran la recreación, bastante exacta, de la mítica atracción el Tren Fantasma, que existía en el  parque de atracciones de Barcelona. Este proyecto en 3D ha sido capitaneado por Jordi Pérez, desde Florida, en estrecha colaboración con varios componentes del web homenaje al antiguo centro de ocio.

En este vídeo muestra una auténtica reliquia, donde se aprecian las diferentes áreas tematizadas con las tecnologías de la época, y nada comparables con las atracciones que existen en los parques temáticos.

La mayor dificultad en la elaboración de este proyecto ha sido la inexistencia de documentación de la mítica atracción, es más, no se contaba con ninguna foto representativa, y mucho menos algún vídeo donde inspirarse. Podríamos decir que este proyecto en 3D ha sido creado partiendo únicamente de la memoria de destacados miembros del grupo, los cuales han aportado detalles de un valor incalculable, pues creemos que no existe ninguna grabación del interior de esta atracción.

El proyecto comenzó el mes de octubre del pasado año en uno de nuestros foros, donde nos reunimos algunos nostálgicos que aún recordamos el parque con gran emoción. A Jordi Pérez se le ocurrió la idea de realizar una animación en 3D del añorado tren fantasma. Tuvo una rápida respuesta, sobre todo por parte de  los más habituales de la web. Todos aportaron un poco o un mucho, pero cualquier cosa servía para refrescar la memoria y avanzar en el proyecto.

La mayor complejidad ha sido la elaboración de los decorados interiores y el recorrido de la atracción, pues no había fotografías disponibles. Los exteriores, gracias a las aportaciones de muchos colaboradores, son muy reales, y serán familiares a muchos usuarios del parque de atracciones de Montjuic.

Con motivo del estreno del vídeo de la mítica atracción, hemos querido realizar una pequeña entrevista a Jordi Pérez para que nos cuente más cosas sobre este proyecto.

– Jose Pérez (Achus): ¿Cómo se te ocurrió realizar este proyecto?.
– Jordi Pérez (Jordi3d): Se me ocurrió hacer esta animación al ver la web de Achus, y en especial, el foro del parque de atracciones de Montjuic.
El tren fantasma ha sido para mí una atracción que siempre me ha impactado por sus características únicas, y al ver todo lo que se hablaba de él en el foro de Achus, pues se me ocurrió que sería una buena idea reproducirlo en 3D con la ayuda de tantos aficionados a la atracción. Y me animé a hacerlo.

– Jose Pérez (Achus): ¿Ha sido muy difícil la recreación de los interiores?
– Jordi Pérez (Jordi3d): La creación de los interiores ha sido especialmente delicada, ya que al no tener apenas información del interior, yo pensaba, en un principio, poner lo que sabíamos todos y las pocas fotos que teníamos en la web, y lo que quedara, pues rellenar con lo que se pudiera. Pero fue así hasta que Juan (Nada84) , que se puso en contacto conmigo,  me facilitó un material de valor incalculable en forma de información valiosísima del interior, y así fue como le dimos forma a la estructura de los túneles y los decorados que faltaban, y podemos decir que el parecido con el interior es cercano al 80 por ciento.

– Jose Pérez (Achus): ¿Qué medios has utilizado para este proyecto?.
– Jordi Pérez (Jordi3d): Para realizar el 3D y la animación, he utilizado 3D Studio max, para las texturas, tratamiento de imágenes, Photoshop, y para el montaje final del video utilicé Premiere.
Todo lo trabajé en mi portátil, un Core 2 duo con 4 gigas de ram. Para el render final dejaba casi todas las noches el ordenador encendido, el ordenador procesaba la animación final mientras yo dormía.
Los sonidos, la mayoría los he conseguido de usuarios del foro y del jefe de la web de Achus, que me facilitaron webs de librerías de sonidos, pero los que faltaban los hice yo mismo con la boca. Si, si, con la boca, y luego modificados con Sound Forge para que parecieran mas reales. Esos sonidos son el golpeteo de las puertas, la cadena de subida y bajada de las rampas, etc. No había manera de encontrar esos sonidos, así que me decidí a hacerlos yo mismo.

Jose Pérez (Achus): ¿Qué parte o zona del vídeo te ha resultado más difícil de realizar?
Jordi Pérez (Jordi3d): Lo más difícil, sin duda, ha sido el interior, por la evidente falta de datos y reorganización de todos los elementos. Pero técnicamente, lo más chungo ha sido enganchar el exterior con el interior, ya que son dos archivos separados, y tuve que hacer transición haciendo que los ángulos de cámara coincidieran. En un principio pensaba hacer solamente la fachada y la renderiza, con un motor de render diferente al de los interiores.  Luego me decidí a hacer el interior y usé otro motor de render diferente, y es por eso que cuando se entra y se sale de los túneles se ve un cambio de luz, pero no es tan grave, ya que pueden ser efectos de luz de la atracción. La razón por la que utilicé dos motores de render distintos es que el interior, al ser una animación más larga, si hubiera utilizado el mismo motor de render que el exterior, el tiempo de render se hubiera disparado espectacularmente, así que opté por esa opción.

– Jose Pérez (Achus): Visto el resultado final y teniendo en cuenta que se trata de un parque desaparecido, ¿crees que vale la pena el trabajo?.
– Jordi Pérez (Jordi3d): Por supuesto, y más si el parque esta desaparecido, ya que no se recogió NADA del interior cuando se cerró, y con esta animación espero haber hecho justicia. Eso lo decidirán los visitantes.
Muchas gracias a todos!

Después de tantos meses de trabajo, sólo espero que sepáis valorar el gran esfuerzo humano realizado por este pequeño grupo de aficionados del desaparecido Parque de Atracciones de Montjuic, el hecho de que, únicamente con el uso de la memoria, hayamos podido llegar hasta el final de este proyecto.

Participa en nuestro BLOG comentando este vídeo y, si quieres, puedes formar parte de este grupo de nostálgicos del Parque de Atracciones de Montjuic.

Recorte de prensa facilitado por Jose Pérez