La Casa Magnética (1974-1998)

La Casa Magnética (1974-1998).

En el parque de atracciones de Montjuïc había una atracción que se llamaba “La Casa Magnética”. Consistía en una sala inclinada y poco iluminada donde entrar era sencillo, pero  intentar salir, parecía imposible.

La casa magnética era la representación de un salón comedor. El suelo era una rampa muy pronunciada y para salir tenías que subir la rampa. Al final había una butaca “pegada” al suelo, como el resto del mobiliario y, si te dejabas caer por la pendiente, chocabas con una pared acolchada. ¡Menudos topetazos se pegaba la gente contra la pared! Eso si no se daban antes contra la mesa que estaba en el centro.

La luz “negra” y la inclinación del suelo ayudaban un poco a dar  la sensación de que la pared te atraía hacia ella, de ahí su efecto “magnético”.

Como anécdota, decir que fue la última atracción que quedó en pie una vez desmantelado todo el parque, incluso seguía conectada la luz negra y funcionaba como siempre.

La Casa Magnética estaba situada al lado del Ciclón.

¿Tienes algún recuerdo bonito (o no) relacionado con esta atracción? Si quieres compartirlo con nosotros  dejándonos un comentario, nos encantará.

La Casa Magnética (1974-1998).

La Casa Magnética

Mesa

Casa-Magnetica-02

Casa-Magnetica-05

La Casa Magnética (1974-1998) – Editado por Esther Bose y  Josep Pérez

jordi

A mi me tenía fascinado, lo que no acabo de entender es que…. con tan poca pendiente la sensación fuese tan exagerada de “atracción hacia atrás” … ¿cómo estaba hecho eso? xDDD

A. Cayuela

La pendiente no era poca, al contrario. Lo que pasaba, es que al entrar en la atración pasabas por unos pasillos inclinados de forma extraña que te desorientaban y al llegar al salón en cuestión no tenías la sensación de que estuviese inclinado. Pero claro, TODO estaba inclinado, como si de una caja se tratase, las paredes guardaban la perpendicularidad con el suelo y el techo y visualmente no notabas la inclinación, pero la pendiente era tremenda. A mi también me tenía fascinado, con ese efecto de fluorescencia con la luz negra y las paredes y los muebles brillando en la oscuridad…

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.