El parque de Montjuic tiene los días contados

El Periódico   Viernes 21 de agosto de 1998
Patricia Castán (Barcelona)

El-parque-de-Montjuic-tiene-los-dias-contadosEl paisaje triste del parque de atracciones de Montjuic ayer por la tarde.

El Ayuntamiento fija el cierre de las atracciones para al 30 de septiembre.

La instalación se puede reconvertir en un complejo temático o en un área forestal.
La regidora Katy Carreras califica la oferta del recinto de obsoleta.

El parque de atracciones de Montjuic ha iniciado la recta final del cierre definitivo, después de un largo tira y afloja legal entre Parque de Atracciones SA, – empresa concesionaria de la instalación – y el Ayuntamiento de Barcelona. La comisionada para la montaña, la regidora Katy Carreras, anunció ayer que, aunque el cierre del 30 de septiembre es definitivo, el consistorio no decidirá hasta las próximas semanas cual sera el futuro del recinto. La regidora se mostró partidaria de abrir un concurso para “un parque del futuro siglo XXI o un parque temático”, pero no negó que la opción de destinar el espacio a zona forestal cuenta con otros partidarios.

Carreras destacó que, aunque el consistorio consideró la posibilidad de cerrar antes del verano, finalmente se tuvo en consideración la situación de los trabajadores y se le consintió mantener abierta la instalación durante esta época, óptima para este tipo de atracciones. La regidora declaro ayer que “se había comunicado el cierre definitivo” porque la oferta del parque está totalmente “obsoleta”. Empleados del centro han ratificado que dejarán de trabajar el 30 de septiembre.

El futuro del espacio físico que ocupa el parque de atracciones sigue  siendo una incógnita, auque a lo largo del próximo mes se decidirá dar vía libre a una nueva propuesta de ocio, o bien a volver a integrarlo como zona verde en la montaña.

Las reducidas dimensiones de la instalación dificultan la concesión, ya que las 10 hectáreas serian escasas para instalar un parque temático de nueva generación.

El alcalde, Joan Clos, ha manifestado reiteradamente que no tiene claro si Montjuic ha de albergar un complejo de ocio de estas características. Carreras señaló ayer que el flujo turístico de Barcelona permitiría sin problemas “una oferta plural, con dos parques de atracciones”, el de Montjuic y el del Tibidabo. La regidora defendió el enclave – “a pie de las terminales de cruceros – como ubicación óptima para un nuevo montaje lúdico.

Final a dos años de la polémica

La vida del parque de atracciones de Montjuic ha estado marcada durante los dos últimos años por la polémica, ya que la concesión, otorgada para 30 años en 1966, se acababa en julio de 1996. Parque de Atracciones SA, reclamó la ampliación de elementos correctores (aludiendo a cierres temporales por carreras ciclistas, motociclistas y Juegos Olímpicos entre otros) mediante un recurso contencioso para exigir 253 días más de vida para el parque.

Después de meses de prórrogas y anuncios de concursos públicos, el Tribunal Superior de Justicia desestimó el 26 de marzo el recurso y dejo abierta la posibilidad de que el parque cierre sus puertas en las semanas siguientes. El ayuntamiento resolvió dejar que se acabase la temporada estival, pero no ha sido hasta ahora cuando se ha pronunciado de una fecha definitiva de cierre. La actual directiva de la instalación está de vacaciones, y por tanto, no ha sido posible recoger su opinión o saber si participarán en un posible concurso para conseguir una nueva concesión.

La sustitución de las atracciones por un área de parque urbano encajaría con otras actuaciones previstas para el próximo mandato, a partir de 1999. Carerras subrayó ayer que ya están hechos los estudios pertinentes para el acondicionamiento de algunos terrenos que hasta hoy estaban abandonados, a la espera de que se tomen decisiones. El célebre campo de tiro, derribado en 1966, ha sido víctima de la falta de presupuesto y continua cerrado “por precaución”. La regidora destacó que el informe elaborado prevé que se instale un jardín, una zona de aparcamiento y hasta una zona de recreo para perros. También se considera la opción de otorgar la concesión de un bar que consiga “atraer a la gente” hacia la zona.

Carreras señalo que la puesta a punto de los jardines de Laribal, alrededor del edificio de Puig i Cadafalch que albergó el restaurante La Font del Gat, así como la vertiente afectada por el incendio registrado el mes pasado, serán objetivos prioritarios.

Recorte de prensa facilitado por Josep Manel Castro