El Castillo de Montjuich y la nueva ordenación de la montaña

La Vanguardia  14/08/1962
J. Pedret Muntañola (Barcelona)

Importantes obras en ejecución: Nueva carretera de acceso a la cumbre. – La zona de barracas va a incorporarse al patrimonio verde. – Un camino sobre el mar desde el pie de la muralla. – Baluartes transformados en atalayas» – Miradores, restaurantes, un gran parque de atracciones, amplios espacios para aparcamiento.

El-Castillo-de-Montjuich-y-la-nueva-ordenacion-de-la-montana

Gran ampliación de la zona verde

La cesión a la ciudad del Castillo de Montjuich esta teniendo, al margen de cuanto significa la fortaleza, como museo y sugestivo lugar de atracción, profundas repercusiones para una vasta ampliación del antiguo parque hacia la parte superior de la montaña y especialmente en cuanto se refiere a la zona que mira al mar.

Es natural que el Castillo, por su carácter militar, limitara hasta el momento de su traspaso a Barcelona, cualquier iniciativa tendente a dotar a sus alrededores de zonas verdes que prolongaran los macizos que pueblan la parte inferior y media de la montaña. Pero al desparecer las razones de su aislamiento, se abren a la ciudad amplias posibilidades para incorporar a su patrimonio verde extensiones hasta ahora inexploradas que van, en líneas generales, desde la altura de Miramar hasta la cumbre de la montaña.

Esta nueva situación, creada por la cesión de la fortaleza, ha permitido al Ayuntamiento replantear, de un modo revolucionario, la ordenación de toda la montaña y trazar un ambicioso plan de revalorización de la misma.

El mirador del alcalde

Esta es la denominación que dan los técnicos municipales a la gran explanada que va a urbanizarse sobre el Tiro de Pichón, a una cota más alta que Miramar. Desde allí, podrá divisarse, en inmejorables condiciones, una vasta panorámica de la ciudad y el puerto. Personalmente, el señor Porcioles es el promotor de la empresa, a la que dedica sus más ilusionados desvelos.

Porque el proyecto es realmente sugestivo. La explanada es tan amplia y dilatada que permite realizar ahí los más ambiciosos proyectos.

Aunque éstos no nos han sido aún plenamente concretados, parece ser que se abriga el propósito de crear un atractivo lugar de permanencia bien pavimentado, adornado con artísticas balaustradas y con gran cantidad de plantas y flores. Probablemente se autorizará la concesión de un restaurante de lujo, lo que constituirá un motivo más de atracción del visitante.

Como complemento, está estudiándose la instalación, frente a dicho lugar y en el lado que mira hacia el interior del parque, una gran zona de atracciones a la altura de las mejor dotadas, que ha de recordar —así lo ha dicho el alcalde- aquel memorable «Maricel» de la Exposición Internacional de 1929. Completarán la sugestiva ordenación, amplios espacios capaces para el aparcamiento de numerosos vehículos, que se repetirán en trechos superiores de la actual carretera de acceso a Montjuich.

Recorte de prensa facilitado por Jose Pérez

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *