Tobogán

Tobogan-07

El Tobogán del Parque de Atracciones de Montjuic era una de esas atracciones que, aunque sencilla, te hacía disfrutar de unos momentos agradables y divertidos.

Su funcionamiento era muy básico. Para deslizarte, debías sentarte sobre una alfombrilla, que con el desnivel te hacía ir cayendo y , al llegar a los tramos rectos, tenías que irte impulsando con las manos para continuar bajando.

Era en este punto donde se perdía un poco la emoción, ya que a veces, los tramos rectos eran demasiado largos y tenías que impulsarte con fuerza hasta volver a alcanzar el siguiente nivel de bajada.

El secreto para que el tobogán resbalase bien residía en dos cosas principalmente. Una de ellas es la humedad que hiciese y la otra, el trozo de moqueta que te dieran para sentarte.

En cualquier caso, subir al Tobogán era tener asegurados momentos de risa y diversión, debido a la agradable sensación del deslizamiento mezclada con la velocidad.

En esta magnifica fotografía se pueden ver con detalle los distintitos niveles que tenía el tobogán. Si te fijas bien, a la izquierda de la foto se pueden ver los “raíles” de la vagoneta que devolvía hacia arriba de la atracción las alfombrillas o moquetas para ser nuevamente utilizadas.

Tobogan-04

Esta fotografía fue realizada por Manel Úbeda en otoño de 1998, en el período en que el parque había cerrado sus puertas al público y se preparaba para el derribo. Si quieres conocer el trabajo de este fotógrafo puedes visitar su web, tiene muy buenas fotografías. manelubeda.com

¿Tienes algún buen recuerdo o anécdota divertida que guarde relación con el Tobogán? Si quieres compartirla con nosotros será un placer. Entre todos, con nuestras vivencias y recuerdos conseguimos mantener en la memoria nuestro querido Parque de Atracciones de Montjuic.

Jordi

Alguien se acuerda si el principio del tobogán estaba a ras de suelo o habían escaleras para subir, me refiero a alguna escalera metálica o algo parecido.
Gracias!

Marina

Yo iba a Montjuic cada Semana Santa, era nuestra tradición. Siempre me gustó más que el Tibidabo. De hecho celebré allí mi primera comunión! Una de las atracciones que más me gustaba era el tobogán. Qué pena y qué nostalgia!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *