Homenaje al Parque de Atracciones de Montjuic

Esta web narra toda la historia del Parque de Atracciones de Montjuic, una de las grandes opciones de ocio de las que disfrutó Barcelona desde su inauguración, en 1966 hasta su cierre definitivo, en 1998.

La Ballena y el Restaurante Blancanieves

2 minutos de lectura

Uno de los puntos de restauración más emblemáticos del Parque de Atracciones de Montjuic era,sin duda, el bar de La Ballena. Todo el mundo recuerda el enorme cetáceo de color azul en el centro de lo que algunos llamamos la «plaza de la fantasía», puesto que a su lado estaban también el Restaurante Blancanieves, la mítica atracción del Tren Fantasma y el Tren del Oeste.

La Ballena y el Restaurante Blancanieves se explotaron siempre juntos (eran concesiones por las que se pagaba un canon por las dos actividades comerciales).

Ambos negocios de restauración fueron gestionados por el Sr. Saleta hasta mediados de los años 80. Durante esos años, La Ballena recibía el nombre de Bar Águila Dorada.

La Ballena y el Restaurante Blancanieves

Fue a  mediados de los años 80 cuando la concesión paso a manos de la empresa familiar Barnabar, hasta el año 1996. La empresa Barnabar, además de estos dos puntos de restauración, llevaba otros cinco bares en el Parque de Atracciones de Montjuic.

A partir de esa fecha y hasta el cierre definitivo del parque en el año 1998, cambiaron de manos ambos negocios. Mediante un acuerdo con PASA, otro empresario se hizo cargo de la licencia de explotación.

La oferta de restauración

La Ballena era quizás el bar más popular. Posiblemente, su éxito radicaba en una oferta de comida rápida de estilo “Frankfurt”, donde se podían pedir preparados calientes en plancha, frankfurts, hamburguesas, bikinis, pinchos morunos, etc. y bebidas, cafés, cervezas de barril, refrescos, etc. Para los niños también se podía encontrar alguna golosina, pipas, chicles, piruletas, patatas fritas, etc.

Nuestro compañero “malifeta”  describia algunos elementos conocidos como la cafetera “Faema”, “piruletas fiesta”, los servilleteros de “cacaolat”, la cubitera de la pepsi…

Era la opción perfecta para tomar algo, reponer fuerzas y continuar disfrutando del Parque de Atracciones.

La Ballena y el Restaurante Blancanieves

El restaurante Blancanieves también tenía una barra exterior y, aunque estaba bien situado, no tenía el éxito de La Ballena.

En su interior se servían platos de tipo menú, como ensaladas, entremeses, arroces, platos combinados y un largo etcétera.

No eran las únicas ofertas gastronómicas del parque pero, sin duda, sí de las más conocidas y recordadas por muchos de los que recordamos con cariño la memoria de nuestro querido Parque de Atracciones de Montjuic.

El restaurante Blancanieves

Restaurante Blancanieves

Escrito por Esther Bose, editado por Jose Pérez y relatado por Jose Manuel Castro.

Más historias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.