El parque de Montjuïc deberá pagar por la muerte en un recital de Los Pecos

El parque de Montjuïc deberá pagar tres millones por la muerte de una niña en un recital de Los Pecos
F. SALES – Barcelona – 14/03/1984 – El Pais

El juzgado de distrito número 3 de Barcelona, ha condenado al gerente de la empresa que explota el parque de atracciones de Montjuïc, -Parques de Atracciones, S A- a pagar tres millones de pesetas a los familiares de la niña de 15 años, Marta Tormo Train, que falleció asfixiada en una avalancha de público producida en un recital del dúo Los Pecos, celebrado en abril de 1980. En la misma sentencia se condena al gerente a pagar tres indemnizaciones más, que totalizan 700.000 pesetas, a otros lesionados en el recital. Los hechos sentenciados ayer por el juez Juan Ramón Vallvé se remontan al 13 de abril de 1980, cuando la empresa Parques de Atracciones, S A, y Radio Barcelona (EAJ-1) acordaron celebrar un festival de música moderna en el que debía actuar el dúo Los Pecos. Según señala la sentencia, la responsabilidad del siniestro recae en los organizadores del festival, que no adoptaron las medidas de seguridad imprescindibles y que vendieron además un número excesivo de entradas, ya que se expedieron un total de 11.000 entradas para un local que tiene un aforo de 6.000 personas.

Asegura textualmente la resolución judicial que “el constante fluir de personas que deseaban penetrar en su interior, forzando y empujando a los que se encontraban dentro del recinto, devino informal, activa y violenta hasta originar la avalancha causante del luctuoso suceso”. Añade la sentencia que la causa del cambio de actitud de la muchedumbre, que “debía ser pasiva”, en “activa e incontrolada”, radicó en que “no se adoptaron medidas precisas” ni se contó con el número necesario de empleados del parque, ni con efectivos suficientes de las Fuerzas del Orden Público”.

Imprudencia temeraria
Esta falta de previsión es, según la sentencia, constitutiva de una falta de imprudencia temeraria, de la que es responsable el gerente del parque de atracciones, José Manuel Martín Olmedo, al que se condena a 18.000 pesetas de multa o, en su lugar, a 10 días de arresto. En la misma sentencia se condena al gerente a una reprensión privada. El juez, sin embargo, absuelve al director de Radio Barcelona, Manuel García Terán, ya que “si bien dicha entidad era la organizadora del festival, el lugar donde debía desarrollarse el mismo pertenecía a Parques de Atracciones, S A, y era dicha empresa la que debía cuidar del buen orden del espectáculo a través de las medidas conducentes para ello”. El acuerdo más espectacular y trascendente de la sentencia se refiere a las indemnizaciones. Al padre de la niña Marta Tormo Train, que falleció “por asfixia mecánica por sofocación”, se le otorga una indemnización de tres millones de pesetas. Según la sentencia, esta indemnización se da “tanto por el óbito en sí, como por las circunstancias en que el mismo se produjo y el dolor moral que ello causó a sus padres”. El juez concede también otras tres indemnizaciones. A la muchacha Encarnación Verdejo Pareja, que sufrió unas lesiones que tardaron 240 días en curar, se le concede una indemnización de 530.000 pesetas; a María Ángeles Rodríguez Ramos, de 16.000 pesetas; y a Carlos Caparrós Jiménez, de 64.000 pesetas. A los demás lesionados no se les concede ningún tipo de indemnización, por no haberse personado en las acciones judiciales.

La sentencia acaba señalando que la empresa Parques de Atracciones, S A, tendrá que hacer frente a estas indemnizaciones en el caso de que no lo haga el gerente, y que, en último lugar, la responsabilidad subsidiaria recaerá en la compañía aseguradora Omnia.

Recorte de prensa facilitado por Jose Pérez.